El Cuervo Azul

El Cuervo Azul

 

Bertha después de mucho dudarlo, al fin se compro su lap top, cuando supo dominar bien su juguete nuevo, decidió crearse un blog y empezar a escribir todo lo que a su mente viniera, escribía fabulas, historias de amor, contaba su día a día, sin esperar que alguien siquiera la leyera, no esperaba un suscriptor, solo quería desahogar su yo interior, hasta que …

Un día recibió un correo, le escriba alguien con un seudónimo “el cuervo azul”, solo ponía, el final es demasiado evidente, yo dejaría que ella fuera a estudiar y el siguiera con su vida, al cabo de unos años, el destino los volvería a reunir y volverían a conocerse, este final criticando a la historia que ella había escrito, cuyo final era y “vivieron felices para siempre”.

Luego de unos días ella le respondió, pero si ellos se vuelven a reencontrar, quien garantiza, que se volverán a enamorar, como puedo empezar a escribir sobre algo incierto, tendría que llenar los espacios en ese tiempo, seria muy complicado crear un ambiente propicio para que se de. El a los días contesto, de eso se trata la vida, es un constante ir y venir, sabemos nuestro pasado, pero no sabemos nuestro futuro, mi querida Bertha.

Ella herida en su orgullo pero a la vez contenta porque alguien la lee, empieza una nueva historia, a la que titula, “Un escritor sin papel” aludiendo al Cuervo Azul, quien se atrevió a corregir un final, obviamente recibió una respuesta rápida, ahora el cuervo le decía, para escribir un guion solo necesito de una taza de café y una grabadora, podría pasar horas escribiendo con mi propia voz, sorprendeme. Bertha aun mas eufórica empieza a dar rienda suelta a su imaginación y empieza a escribir “Aquel hombre sin rostro” trataba de una persona que pasa desapercibida en una sociedad que se acelera constantemente, ser un grano de arena en una playa, no llamara la atención de nadie, pero el cuervo, le vuelve a escribir, es cierto un grano de arena es insignificante, pero aun siendo tan pequeño no deja de ser arena, por tanto forma parte de algo importante, sin el no se derrumba el mundo, pero con el así sea en una partícula, le da sentido al mar.

Bertha quedaba cada vez mas deslumbrada al encontrar siempre en el, a un critico que la hacia pensar, que la motivaba a escribir mas y mejor, empezó a escribirle de forma directa, a preguntarle sobre su día, a pedirle consejos, sin darse cuenta ella creo una interacción con el, con el pasar del tiempo, ella decidió estudiar la carrera de Literatura, ya que encontró en su blog, la pasión de escribir, así fue mejorando, compartió cada vivencia con el cuervo, del que no sabia mas de lo que el contaba, pasaron 3 años, habían intercambiado postales, historias, infinidad de textos, pero nunca una foto, ya que ambos se cuidaban mucho de eso, en ese lapso Bertha se enamoro 2 veces, historias también narradas en las innumerables leyendas de amor de su blog, amo y se desilusiono, en tanto el Cuervo, seguía fielmente enamorado de alguien a la que solía llamar Caliope, para Bertha siempre fue un enigma, el solía hablar mucho sobre ella, contaba de la gran elocuencia que tenia para comunicar sus ideas, que para el siempre seria inalcanzable.

Uno de los sueños de Bertha era escribir una fabula, algo corto para empezar, así que publico su primer libro, “El Perro sin pelo”, luego vinieron otras 2 fabulas mas, hasta que por fin se sintió lista y publico su primera novela, “En el sitio equivocado”, para ello hizo una ceremonia con firma de libro, dentro de una conocida editorial, ella muy nerviosa, pensando en como recibirían su historia, le contó al Cuervo, quien en todo su camino fue como su mentor, fue a quien le dedico el libro, pues fue quien, la critico mas en su camino.

Bertha se había convertido en toda una escritora, pero a pesar de los éxitos no dejaba de escribir fervientemente a su séquito de seguidores en su blog, organizo una firma de libros solo para los seguidores que se registraran en su blog, dándoles una tarjeta de invitación para que pudieran asistir a dicho evento privado, habían pasado ya 4 horas en la firma de libros, cuando un hombre se acerca a ella y le entrega el libro para que se lo firmara, el le dice, no quiero que lo firme ahí, quiero que lo firme en la hoja donde esta la dedicatoria, ella acepta gustosa, ¿a quien le firmo el libro? mi nombre es Pablo Gonzales, pero en el ámbito literato me conocen como “El Cuervo Azul”, ella no podía ni levantar la mirada, era el, de verdad era el, aquel hombre que le robo muchos suspiros, aquel que la animo a seguir escribiendo, sin una cita previa, sin siquiera pedirle una foto, el estaba frente a ella, como un fan del blog y ella no sabia si sonreír o seguir como si nada pasara. al fin pudo reaccionar y atino a decir, caballero, no veo las plumas azules y así rompió el hielo, el abrazo tímido que vino después, la puso aun mas nerviosa, mas porque el le pidió salir a comer, pero ella no acepto, no le parecía prudente, aunque hayan conversado años a través del blog, no sabia quien era el en realidad.

Días mas tarde el volvió a escribirle y a felicitarla ya que estaba prendado con la historia de su libro, ella respondió al instante, ya que había estado esperando un mensaje suyo, temiendo perder a su amigo, por el rechazo a la invitación, pero el Cuervo, no era así, el tomo eso sin importancia y siguió siendo el mismo, se comunicaron varios meses mas, hasta que Bertha fue quien lo invito a salir, y el acepto, se reunieron en un lugar a tomar un café, rieron por horas, era como si se hubieran visto siempre, ella no dejaba de mirar esos ojos tan poblados, y el no dejaba de mirar los labios carnosos de Bertha, ambos se sintieron atraídos, era muy notorio en un par de personas adultas, así tornaron su amistad a la sociedad, empezaron a escribir juntos, iban al cine, salían a caminar, hasta que un día ella, le dijo y como va tu musa Caliope, el sonreía, muy pronto nos veremos, quisiera que tu también la conocieras, eres alguien que sabe sobre ella, me gustaría que pudieras ser su amiga también, ella casi con el corazón roto, acepto, quedaron en verse en una semana.

Llego el gran día y ella acudió a donde la cito, su gran sorpresa fue encontrar una ceremonia en dicho restaurante, ella no quiso entrar y espero afuera, mientras tanto, adentro se celebraba la ceremonia, con normalidad, en los parlantes se escuchaba sobre la publicación de un nuevo libro, empezó a mirar de reojo y vio el cartel publicitario, en letras tan grandes que era imposible no verlo, el nombre del libro CALIOPE, con un dibujo de una mano sosteniendo una pluma, ella se sorprendió mucho empezó a caminar, entre la gente, mientras mas se acercaba, mas le era familiar la voz del escritor, hasta que por fin estuvo frente a el, si, era el Cuervo, Pablo Gonzales presentaba su libro y se lo dedicaba a su Caliope, Bertha Almendares, su gran amor, el amor que conoció a través de las letras.

Ella muy conmovida, espero hasta el final, el se acerco y le dijo, tu siempre fuiste mi Caliope, esa forma de escribir tan inocente, muchas veces tan cursi, me saco mas de una lagrima al reír a carcajadas, día a día quise saber que mas podría ocurrirsele a esta pequeña escritora, pero termine enamorándome de ti, no te pediré amor, solo quiero que sigas siendo mi musa por toda la eternidad, ella sonrió y le dijo, ¿crees que es el mejor final para este guion?… yo hubiera hecho que Caliope pidiera que le firmaran el libro y que le regalara un tierno beso al escritor, Pablo, la tomo de la cintura y le dijo, tu y yo podemos escribir muchos guiones, todo dependerá de los dos, el ser humano es quien define su vida y se enlazaron en un apasionado beso.

Los dias transcurrieron llenos de amor, pero con dos almas inmersas en sus libros, nunca le dieron un titulo a su historia, ni firmaron el prologo, ni el epilogo, solo dejaron que todo fluyera por el resto de sus dias.

Compartir
Mary

Mary

Hola soy Mary, quiero compartir contigo, parte de lo que he aprendido en mi vida, mi lema es ... si te esfuerzas, todo es posible.

Déjanos un Comentario

avatar
  Suscribete  
Notificar de

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other